dialoga en Lima y en Loreto

Atención mutua: la ley evangélica fujimorista contra la #UniónCivilYa

El proyecto no reconoce ningún derecho a las parejas homosexuales

Publicado: 2013-10-22

El pastor evangélico y congresista fujimorista Julio Rosas presentó ayer el proyecto de ley 2801/2013-CR de atención mutua que pretende “competir” (por no decir bloquear) la iniciativa de unión civil para parejas homosexuales bajo el discurso de responder a los “vacíos jurídicos para personas del mismo sexo pero protege la familia natural” pero que en realidad no reconoce ningún derecho para nadie. 

El texto plantea el reconocimiento de derechos patrimoniales y sucesorios entre dos personas sin necesidad de vínculo afectivo o sexual como los ancianos con sus cuidadores. Es decir, copia la intención del pacto civil de solidaridad francés (PACS) y del proyecto de ley de patrimonio compartido que innumerables veces ha presentado sin éxito el congresista Carlos Bruce desde 2010. Sin embargo, desbarata la buena intención al exigir que el acuerdo de atención mutua haya sido inscrito 2 años antes en los Registros Públicos y que, para que un miembro herede, el fallecido no tenga herederos forzosos: hijos y demás descendientes, padres y demás ascendientes, cónyuge, parientes colaterales de segundo, tercer y cuarto grado: hermanos, tíos y sobrinos, primos, tíos abuelos y sobrinos nietos. Es decir, no cambia absolutamente nada. 

En su afán de negar que las parejas homosexuales son familia, el proyecto es explícito respecto a que no genera parentesco ni cambia el estatus civil de los contrayentes. Por ello, por ejemplo, las partes no adquieren el derecho de visitar en el hospital al otro. Y únicamente pueden tomar decisiones médicas de emergencia a falta de familiares directos y previa comunicación con ellos.

Una lectura detenida de la iniciativa evangélica-fujimorista deja claro que no tiene punto de comparación con el proyecto de unión civil presentado por el congresista Carlos Bruce:

La intención de desconocer los derechos de las parejas homosexuales queda clara al revisar las 18 firmas que lo respaldan: 16 fujimoristas destacados como Martha Chávez y Carlos Tubino, el pastor evangélico Humberto Lay (Unión Regional) y el nacionalista Agustín Molina.

De estos 18 congresistas, 13 votaron en contra de sancionar los crímenes de odio por homofobia en julio pasado, 2 se abstuvieron, 2 estaban con licencia y solo una votó a favor: Karla Schaefer.

Todo indica que este es solo el primero de una serie de proyectos orientados a vaciar de contenido la unión civil para que no se reconozca a las parejas homosexuales como familia con los mismos derechos de un pariente de primer grado.

Inmediatamente después de que Bruce presentara su iniciativa, Martha Chávez adelantó que el proyecto debía asemejarse al PACS francés que no reconoce parejas ni familias sino únicamente algunos beneficios de copropiedad y prohíbe explícitamente la adopción. Y ayer en El Comercio anunció que esta semana presentará un proyecto en esa línea.

Y el PPC se ha hermanado al fujimorismo. La semana pasada Lourdes Flores señaló que la unión civil debía ser reemplazada por una iniciativa que regule “convenios patrimoniales y otras materias” y el Presidente de su Partido, Raúl Castro, ha anunciado que esta semana se pronunciarán oficialmente sobre la iniciativa de Bruce que califican como “la punta del iceberg de una ideología internacional denominada ideología de género que los socialcristianos no compartimos”.

Nos esperan meses intensos y duros en la larga lucha por la igualdad.

 
NOTA AL MARGEN (22.10.13, 20.15 HORAS): 
Tanto proyecto no es porque les preocupemos un rábano sino porque (1) pretenden decirle a la población que sus propuestas constituyen reales alternativas a la unión civil sin afectar al matrimonio (cuando ni son comparables con la unión civil ni ésta afecta de ningún modo al matrimonio heterosexual), (2) pretenderán que en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos (presidida por el PPC y con Martha Chávez como secretaria, Julio Rosas y Octavio Salazar como titulares, y José Elías como alterno) no se discuta en marzo de 2014 la unión civil sino un Frankestein producto de "agrupar" todos los proyectos en uno solo donde, evidentemente, los derechos de la unión civil se perderán en el camino y (3) únicamente dejarán que se discuta en el Pleno un Frankestein tan malo o con tantas restricciones que preferiremos que no se discuta ni apruebe absolutamente nada. Advertidos estamos.

Escrito por

Gio Infante

Activista marica, militanta socialista y, a veces, periodista con rollito de abogada.


Publicado en

Gio Infante

Otro blog más de Lamula.pe